Uber-Mexico-Taxis

¿Por qué Uber o Cabify son más caros en México que en otros países?

Estudios han demostrado que cuando un servicio es de calidad aunque sea más caro, los consumidores lo pagan con gusto. Tal es el caso deUber y Cabify en México.

Tras el anuncio que en la Ciudad de México buscan regularizar el servicio de Uber y Cabify surge la pregunta, ¿por qué es más caro el uso de Uber y Cabify en México que en otros países? Por lo regular, las tarifas de Uber en otros países son más baratas (20% 0 30% menos) que la de los taxis locales, el precio depende del país en donde se encuentre el servicio.

En México por ejemplo, un recorrido de aproximadamente 20 kms te cuesta alrededor de $180 – $200 pesos, mientras que en un taxi con tarifa normal (no radio taxi, taxi de sitio, del aeropuerto o tarifa nocturna) te cuesta entre $100 – $150 pesos. Por seguridad, limpieza y trato muchos estamos dispuestos a pagar de más por un viaje, pero entonces, ¿por qué en otros países no quieren a Uber?

Países donde Uber ha encontrado oposición

En países donde el sistema de transporte está bien regulado y tiene cobros justos el hecho de que Uberllegue con tarifas menores y sin pagar algún tipo de impuesto por prestar servicios, ha provocado que varios países rechacen su llegada. Inclusive han logrado sacarlos del país.

En Francia, por ejemplo, se aprobó una ley en la que obliga a los conductores de servicios como Uber oCabify a esperar 15 minutos antes de recoger a un cliente.

En Holanda y Bélgica está prohibido su uso e inclusive en el país belga, quien ofrezca o haga uso de uno de estos servicios está propenso a recibir una multa de hasta 100,000 euros.

Dato curioso: en San Francisco, lugar donde nació Uber en 2009, está prohibido su uso.

No todo es color rosa

Aunque Uber se encuentra en 57 países, la siguiente tabla de Reuters muestra un panorama general de los problemas que ha tenido en el mundo. Choferes investigados por violación y hasta homicidio involuntario son algunos de los problemas más graves a los que la empresa de San Francisco se ha tenido que enfrentar.

Uber cities

¿Que pasa en México?

Es evidente que en países donde el transporte público es ineficiente (como en México) la llegada de Ubero Cabify fue un remanso y bálsamo para muchos usuarios, sin embargo al gremio y sindicatos de taxistas no les fue del todo grato.

El reglamento de transporte de pasajeros de la Ciudad de México obliga a los taxistas a tener unidades en buen estado, taximetros no alterados, a portar el tarjetón con foto del conductor en un lugar visible, con el objetivo de que se cumpla con “las condiciones de operación y especificaciones técnicas para la óptima prestación del servicio“.

Los que cumplen con el reglamento son unidades en buen estado y que te cobran el precio justo, aunque pagan mucho dinero al año para poder circular: revista vehicular, tarjetón, verificación de taximetro, verificación de emisiones contaminantes, y muchos, además, pagan renta del vehículo o de las placas.

En un sistema tan corrupto, como el del transporte público en México (y lo sé de muy buena fuente; tengo familiares que son taxistas), con un soborno al inspector, unidades destartaladas y sin medidas de seguridad circulan por las calles sin problema. Algunos de esos choferes son menores de edad, otros circulan sin tarjetón o sin medidas de seguridad, inclusive muchos solicitan cobros arbitrarios por sus servicios o circulan sin placas.

Además, el surgimiento de “mafias” organizadas que agrupan a taxistas “piratas”, que solo pagan el moche a sus organizaciones, ha provocado que el servicio de taxi se devalue y haya creado el campo de oportunidad que Uber, Cabify y otros han aprovechado.

Principalmente por esas razones la gente en general prefiere servicios como Uber o Cabify, que en México cuestan más, pero te ofrecen seguridad y buen servicio.

Que pagan justos por pecadores, sí, es un hecho. Esperemos que con la regulación en el Distrito Federal, tanto organizaciones de taxistas como Uber y Cabify lleguen a un acuerdo y nos ofrezcan un servicio de calidad. ¿Utopía? Probablemente… Tú, ¿qué opinas?